MMM California Rotating Header Image

Fundador del MMM

Logo 50 A..

 

Rev. Luis M. Ortiz

Rev. Luis M. Ortis

Fundador

El Movimiento Misionero Mundial, es una Obra iniciada por Dios; es una Obra profética que siempre estuvo en el corazón de Dios, para levantarla en esta hora final cuando tantos creyentes, congregaciones y concilios, se están deslizando por la corriente de la mundanalidad para estrellarse en las cataratas del pecado.

Es una Obra iniciada por Dios; es una Obra profética que siempre estuvo en Su corazón, para levantarla en esta hora final cuando tantos creyentes, congregaciones y concilios, se están deslizando por la corriente de la mundanalidad para estrellarse en las cataratas del pecado.

Dios mostró este nombre a su siervo, Reverendo Luis M. Ortiz, quien fue el fundador de esta Obra; y en 1963 queda oficialmente fundado el Movimiento Misionero Mundial, en la Isla de Puerto Rico.

“El Movimiento Misionero Mundial nació en el corazón de Dios, mucho antes de yo comenzar éste trabajo, ya el Señor lo había iniciado. Esta obra es de Dios y yo no sabía lo que el Señor se proponía.”

El Señor nos dio el nombre del Movimiento Misionero Mundial, y el 4 de febrero de 1963 lo inscribimos ante las autoridades de los estados Unidos Palabras textuales del Rev. Luis M. Ortiz, fundador del Movimiento Misionero Mundial, Inc. El 25 de Septiembre de 1996, el Rev. Luis M. Ortiz fue llevado a la presencia del Señor.

Es digno saber que los Hnos. Ortiz iniciaron esta labor misionera sin hacer ninguna división, ni se llevaron tras de sí ninguna congregación, ellos salieron solos, y solos según la voluntad de Dios comenzaron ésta labor. Por otro lado también fue revelada a varios de sus siervos simultáneamente, siete años antes de su inicio histórico. Es una Obra de fundamento bíblico, porque estamos arraigados en la Palabra de Dios; no somos movidos por los vientos de falsas doctrinas que parecen estables, ni de interpretaciones de convivencia con el mundo, la carne y el pecado. ¡Qué soplen los vientos de continuas herejías, que crezcan los ríos de interpretaciones caprichosas, esta Obra permanecerá en la roca inconmovible de la Palabra de Dios!

Dios ha dado a esta Obra una visión local, nacional, hemisférica y global. Es un Movimiento Misionero Mundial. Es “en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra.” Nuestra visión no es de grandeza humana, social, intelectual, conciliar, numérica, ni financiera; es una visión para “alzar nuestros ojos y mira las regiones, que ya están blancas para la cosecha” y poblar el cielo con los redimidos por la sangre de Cristo.

Esta es una Obra de acción, no somos visionarios que dicen tener visión, pero no tienen acción. Tampoco somos llorones, que siempre están llorando, pero nunca caminando. Nosotros no lloramos porque se nos llama a ir; lloramos porque vamos. “Irá andando y llorando.”

Esta es una Obra de vanguardia y avanzada; Dios la utiliza en el frente de batalla, donde otros no llegan; abre brechas y caminos, evangeliza al pecador, doctrina a los recién convertidos, stablece nuevas iglesias, educa a los fieles con la Palabra de Dios, capacita a los Obreros del Señor, propaga el Mensaje.

Extra-oficialmente se ha informado que es la Obra misionera de habla hispana de más rápido crecimiento.

Es una Obra de vida y Dios trae a muchos samaritanos, creyentes espiritualmente moribundos, golpeados, heridos, agobiados, confundidos y aquí con el nutritivo pan de la Palabra de Dios, el aceite del Espíritu Santo y el bálsamo de la Sangre de Cristo, recobran su vida espiritual y siguen sirviendo al Señor con gozo y victoria. El Señor nos dijo que había levantado esta Obra como un refugio para muchos de su pueblo que le aman, pero que mueren de hambre y sed de la Palabra y que Él los sacaría y traería a restablecerse.

Es una Obra de fe y necesita mucho tu oración, intercesión y cooperación; porque conforme crece la Obra, así son sus necesidades y demandas; es pobre en bienes materiales, pero llena de provisiones celestiales, de pocos recursos financieros, pero de mucho celo misionero. Esta Obra es un monumento de fe, depende enteramente de Dios y Él cuenta contigo y conmigo.

[contact-form-7 id="217" title="De peticiones de oración"]